sábado, 24 de enero de 2009

Siesta

4.00 pm - Nos metemos a la cama los tres, le doy un poco de teta a Tomás y se duerme. Lo paso a la cuna, nos tapamos hasta las orejas y nos dormimos nosotros también.

4.50 pm - La verdad que no dormí, aunque descansé un buen rato. Pero ya me dio calor y tengo hormigas en el culo, asi que me levanto. Ellos ya se despertaran en un rato, pienso.

5.15 pm - Tomás se despierta y llora un segundo. Se vuelve a quedar calladito

6.00 pm - Hace dos horas que están en la cama, seguro que ya estan despiertos, jugando, me digo. Subo despacito, entro sin prender la luz, duermen los dos a pata suelta. Tomás atravesadísimo en la cama, con una patita arriba del brazo del padre y la otra contra las costillas.

En la puta vida pude dormir una siesta de dos horas con Tomás!

Así dormían en Buenos Aires

1 comentario:

Wishi dijo...

como pueden ser TAN iguales? hasta para dormir.Me fascinan estas cosas