miércoles, 24 de junio de 2009

El sueño del pibe

Imagináte que vivís lejos de Argentina y que casi nunca comés comida de allá. Imagináte que estas muerta de hambre y justo abrís el horno encontrás una docena de empanadas caseras.
Eso me pasó hoy. Son del sábado, llevan 3 dias fuera de la heladera y ha hecho calor. Pero me chupa un huevo. Me las voy a comer igual. Una docena para mi solita! El marido ni las va a tocar, tienen esa cosa de primer mundo de pensar que toda comida que estvo fuera de la heladera te va a hacer mal. Más para mi, total si me agarra algo a la panza por lo menos llegaré al hospital con la barriga llena de empanadas.

4 comentarios:

Anita dijo...

qué rico!!!!!!
tengo una buena técnica: si tiene feo olor (haya estado dentro o fuera de la heladera) no se come...si no, adentro!!!

Disfrutalas!

K-®y dijo...

No sabes como te envidio!!

Rula Mama dijo...

"tienen esa cosa de primer mundo de pensar que toda comida que estvo fuera de la heladera te va a hacer mal" si, pense que era solo aca.

Feliz Cumple atrasado!

Ahora, cuanto estuviste para hacer 100 empanadas?!?! Eso si que demuestra tus ganas de festejar!

Saluditos

Mary dijo...

jajjajaj es verdad lo del primer mundo. Luca me pregunta 500 veces si esta bien comer un pedazo de tarta que esta afuera de la heladera 12 horas...